Amalia·Día a día·Deporte y ejercicio·Historias

Vacaciones recreativas ¿son posibles?

En nuestra sociedad es común que los niños, la terminar su colegio y iniciar las vacaciones, realicen cursos, o lo que en Colombia se llama vacaciones recreativas. Unos espacios que se crean para que en las vacaciones los niños compartan con otros niños y realicen actividades diferentes a las que realizan de rutina. Algunas incluyen visitas a granjas, o zoológico, salidas a parques de diversión, juegos al aire libre, actividades con agua.

Son entonces espacios en donde sacamos a los niños del día a día y por ende llegan nuevos cuidadores, nuevos amigos, nuevos proveedores de cafetería, nuevas experiencias, y por ende para los que convivimos con diabetes, llegan nuevos temores: ¿qué voy a hacer con la niña en vacaciones? ¿será que la inscribo en alguna actividad? al principio nos daba mucho temor, y no sólo a nosotros,. En varios lugares nos “sugirieron” que lo más adecuado era no inscribir a Amalia… era tan triste, para mi era discriminatorio, sentía que definitivamente a Amalia la diabetes la marcaba, pero me ponía en el lado del encargado de las vacaciones y en cierta forma entendía su negativa… somos tan ignorantes…

Nunca se me van a olvidar las primeras vacaciones recreativas en las que participó Amalia. Cuando la fui a inscribir manifesté la condición de Amalia y no le vieron ningún problema, fue tan extraño que esa noche lo conversé con mi esposo y él me decía: Caro, ellos no dimensionan lo que implica que Amalia participe… volví a ir al lugar organizador, efectivamente sabían lo que implicaba y estaban dispuestos a incluirla, felicidad total. Todos salió perfecto, no tuvimos ningún imprevisto, Amalia disfrutó como loca y yo, aunque sufrí mucho, traté de no demostrarlo y celebré el éxito al terminar la semana.

Desde ese momento Amalia siempre que puede es de las primeras en inscribirse en estas vacaciones recreativas. ¿Cuáles son mis consejos para que las vacaciones recreativas sean exitosas?

  1. Informar previamente. De ser posible conversar con el líder del proyecto, comentarle brevemente en que consiste la diabetes, la importancia de alimentación en el momento oportuno.
  2. Entregar un escrito corto sobre el manejo de las hipoglicemias y las hiperglicemias.
  3. Entregar mi teléfono celular y durante esa semana estar dispuesto a contestarlo en cualquier momento.
  4. Empoderar a Amalia, saber pedir ayuda cuando sienta que la necesita. Enviarla siempre con su glucómetro, tirillas, lancetas, jugos o pastillas.  En la medida de la edad ayudarla para que vaya tomando decisiones, así alguna de ellas sean equivocadas.
  5. Confiar, si es difícil ¡pero es posible!
  6. Celebrar cada día ¡cada paso es un logro!

¡Ánimo! ¡es posible!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s