Clemente·Historias

Tener o no tener un segundo hijo

La verdad mi primer embarazo no fue nada fácil, tuve un embarazo de alto riesgo y muchas idas y acostadas por amenaza de parto prematuro, hasta que finalmente lo que la naturaleza dice algún día será por más que tratemos de evitarlo y Clemente llego al mundo en la semana número 33. Estuvo un mes en neonatos y salió a casa con oxígeno, a los 18 meses se nivelo en talla y peso con un niño de su edad y a los 3 años tuvo su diagnóstico de la diabetes pero sus cifras eran tan altas que el Doctor asegura que podría llevar 6 meses o más con ella, como les he dicho varias veces, Clemente es mi Milagro de Dios, como lo llamo yo. Desde que estaba en mi vientre.

Cuando Clemente tenía 2 años soñaba con otro bebe sin embargo los Doctores me advirtieron que el embarazo podría traer ciertas complicaciones como el de Clemente. Sin importarme quisimos seguir adelante con la idea pero nunca nos imaginamos que fuera a ser algo tan rápido, de repente un dolor indescriptible me despertó, no podía ni caminar así que decidimos ir al hospital más cercano, después de varios exámenes salió positiva para embarazo y tenía 7 semanas de, lo que no sabían era el porqué del dolor, finalmente me realizaron una ecografía y salió que tenía un embarazo ectópico. Lo increíble era que no se había reventado aun y que usualmente esto pasa en la semana #6 porque no tiene más espacio y se revienta.

El dolor y la ecografía mostraban que estaba a punto de reventar y necesitaba cirugía urgente. Finalmente todo salió bien pero mi trompa derecha fue extraída.

Pensar en otro bebé era de verdad una pesadilla para mí, tenía una mezcla de sentimientos no superados, cuando alguien me preguntaba que si no quería tener más hijos, yo solo sentía un miedo y una tristeza profunda pero  no sabía explicar el por qué.

Clemente finalmente cumplió cinco años y empezó con el tema de que quería un hermanito. Tengo que ser honesta y confesarles que no me importaba lo sucedido ni lo riesgoso que fue el primer embarazo, la verdad solo me importaba que mi segundo hijo tuviese Diabetes, me daba pavor pensarlo, no quería ni estaba preparada para sentir y vivir lo que habíamos pasado durante el diagnostico de Clemente.

Como es la naturaleza de la vida, los hijos van creciendo y dejando de ser bebés y a medida de que el pedía su hermanito yo sentía que ya no tenía un bebé y que se estaba volviendo un niño, empecé a sentir algo que creo que solo las que somos mamás lo hemos sentido y es, esa necesidad de amar a una persona cuando la ves por primera vez, a sentir esas patadas en tu vientre y saber que dentro de tí estas formando vida. Mi esposo estaba negado rotundamente, el tema le producía pavor.

Un día tomamos la decisión de salir a comer y conversar del tema, él estaba tan asustado y nervioso que cada 5 minutos sin exagerar pedía un trago de tequila. Entre la comida, el tequila y muchos pensamientos y sentimientos compartimos, lágrimas y sonrisas decidimos ir al médico y consultar. Finalmente los dos coincidimos que un sentimiento, un miedo y una angustia no podía privar a nuestro hijo de crecer con un hermano que es lo mejor que uno puede tener y que el miedo siempre iba a existir pero que por lo menos ya conocíamos y sabíamos manejar la Diabetes en caso de que llegase nuevamente a nuestro hogar, que en familia saldríamos adelante.

Hoy en día Abraham nuestro segundo hijo tiene 22 meses y ha sido la mejor decisión que hemos tomado y aunque nuestro miedo aún existe, seguimos pensando lo mismo que aquella noche que tomamos la decisión de buscar un segundo hijo.

clemente-b.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s