Día a día·Gabriela·Historias

Hola PAPAS de Kinder 4!

Ser mama de un niño con Diabetes no es una tarea para nada fácil, entre las mil preguntas que me hice, y donde traté de saltarme de el porqué a mi? a un, para qué a mi?, me hice un planteamiento que me sirve para animarme cada día y sobre todo ante momento en los cuales a veces me siento desfallecer o siento que el cansancio se apodera de mi: POR QUE SOY LA PERSONA IDÓNEA PARA ACOMPAÑARLA EN ESTE CAMINO Y PROVEERLA DE LAS MEJORES HERRAMIENTAS PARA LOGRAR TENER UN VIDA TOTALMENTE NORMAL.

Y así es, aunque las dudas nos asalten y nos inunden las preguntas “necias” de nuestros amigos (que muestran el gran desconocimiento que se tienen acerca de la diabetes), GABRIELA ES UNA NIÑA NORMAL, que necesita de la insulina, así como el que no puede ver, necesita gafas

Gabriela fue diagnosticada cuando aún estaba en la guardería, y allá nos acompañaron de una manera increíble en todo este proceso de entendimiento y de conocimiento de este nuevo estilo de vida, aún así todo era más manejable porque ella solo iba medio tiempo, avisaba si se sentía maluca y las profes aprendieron rápidamente como medirla, y para su media mañana le mandábamos una lonchera balanceada donde le daban la comida de acuerdo a la medida que tuviera antes de su media mañana. Es más, todos los niños, esperaban ansiosos la medición de Gabriela para saber que iba a ser su comida y al contrario de lo que era un temor mio, de que se sintiera diferente por llevar su lonchera aparte, pues resultó siempre ser la gran envidia y todos los niños querían era su lonchera.

La entrada al colegio sería otro tema, una jornada mas larga, niños nuevos en el salón, almuerzo en el colegio , posibles comidas a deshoras,  o sea que ahora si debían aplicarle insulina en el colegio. ¿Cómo le explicaba a los profes, a los otros niños, a los otros papás?

Es aquí donde toma gran relevancia el tema de la educación y sensibilización para todas las personas que estarían a su alrededor y en contacto con ella.

Hoy les quiero compartir una pieza que creé para que en la primera semana de clases le llegara a todos los papas de sus compañeritos en sus cuadernos y así explicarles un poco que es la diabetes y que ellos,  a su vez lograran tener un poco más de información si sus hijos llegaban con alguna pregunta.

Esta nota, acompañado de un libro que les leyó la profesora a los niños donde explicaban que un compañerito tenía diabetes, ayudaron mucho para que Gabriela no se sintiera ni estigmatizada ni diferente. En el primer reporte de los profesores, cuando les pregunte por el manejo de ella con la diabetes, me dieron la mejor respuesta de todas….

“diabetes? Que es eso? Gabriela es una niña feliz y tranquila, la diabetes no la define y nunca la ha usado como excusa de algo…”

Sentí una tranquilidad gigante, la diabetes estaba en un segundo plano en su vida, y no le robaba protagonismo a su esencia.

hola-papas-de-kinder.jpg
Carta para los papas del salón de Gabriela.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s